lunes, 2 de mayo de 2022

¿Cómo he vivido tanto tiempo sin Flameshot?


Soy un negado describiendo cosas, así que en lugar de escribir pincha en el botón ese que pone eso, acostumbro a poner una captura de pantalla y de esta manera además puedo dar una indicación de por donde se esconde en la pantalla lo que sea que estoy mencionando.

Hay mil herramientas para hacerlo, pero yo terminaba siempre haciendo una captura de pantalla y luego recortando y poniendo flechitas con cualquier editor gráfico.

Hoy eso ya es historia, porque he descubierto Flameshot. ¡Dios bendiga a sus creadores!


La verdad es que no sé cómo he podido vivir tanto tiempo sin él ni como no lo he encontrado antes, porque está en los repositorios oficiales desde hace tiempo, amén de tener versiones Snap, AppImage e incluso para Windows y Mac. Pero no divaguemos, instalemos

  • sudo apt install flameshot

Ahora lanzaremos la aplicación como otra cualquiera y junto a nuestro reloj aparecerá un indicador de que está activa.

Si presionas ese indicador con el botón derecho, tendrás acceso a su configuración, donde tienes cosas tan interesantes como iniciarla automáticamente al abrir tu sesión.

Pero la magia empieza cuando le pulsas con normalidad. Entonces la pantalla se atenúa y te aparecen unas instrucciones básicas sobreimpresas. Puedes ignorarlas y marcar con tu ratón el área que quieres seleccionar. No te preocupes de hacerlo con precisión de cirujano, puedes ajustarla selección a posteriori moviendo los bordes igual que harías con una herramienta de dibujo. E incluso puedes mover esa ventana a otra posición si te das cuenta de que lo que querías capturar era otra cosa. Solo tienes que pinchar dentro de ella y sin soltar, mover el ratón a tu antojo.

 


Hasta aquí, la herramienta es cómoda, pero lo bueno es la miríada de iconos que han aparecido alrededor de tu selección y que te permiten mil opciones sobre ella incluso antes de hacerla.

Tienes herramientas para subrayar o enfatizar, muy útiles para marcar un texto y darle visibilidad. Si necesitas aún más realce, puedes crear líneas, recuadros, óvalos… también puedes añadir textos o pixelar un área que no quieras que sea visible. Y no puede faltar la opción de deshacer o rehacer cualquiera de las operaciones que realices.

Por supuesto, de todas estas herramientas, puedes hacer configuraciones, Por ejemplo, cambiar el color de las flechas o del resaltador. Solo tienes que pulsar con una pestaña que aparece en la parte izquierda de la pantalla y allí tendrás las opciones de la herramienta concreta.

¿Ya tienes todo lo que quieras en tu recorte? Pues ahora puedes copiarlo al portapapeles, incluidos tus rayajos y tachaduras. O guardarlo como un fichero para utilizar más tarde. Y si además eres fan de la nube, podrás incluso subirlo directamente a los lugares de alojamiento más populares.

Una maravilla de herramienta sin la que no se como he podido subsistir.

6 comentarios:

  1. Alucinante!! Menudo descubrimiento, esta herramienta les va ser muy útil a mis hijos y sus trabajos escolares

    Gracias por compartir!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Cómo pude vivir yo sin esto! Vivo haciendo capturas de pantalla para armar tutoriales en mi trabajo, y después con Gimp! las acomodo. Esto me soluciona el 90% de los problemas. No tenía idea de que existiera.

    ResponderEliminar
  3. Hasta la fecha utilizo shutter.

    Pero ahora probaré esta herramienta. Por lo que veo creo que es mejor o al menos se ve más cómoda de usar.

    Muchas gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me parece comodisima. Ya nos contarás tu experiencia

      Eliminar

prekes sodui