miércoles, 17 de octubre de 2018

¿Qué demonios se ha comido mi disco?

Puedes tener un disco de tamaño normal, un disco de tamaño grande, un disco de tamaño enorme o incluso un disco de tamaño monstruoso. Pero nunca un disco de tamaño suficiente. Siempre habrá un momento en el que mires extrañado la pantalla de tu ordenador y preguntes eso de: “¿qué demonios se ha comido mi disco?”


A veces directamente borramos algo que sabemos que es prescindible y lo damos por arreglado. Pero la solución verdadera es buscar qué es lo que consume realmente el disco. A veces no somos conscientes de lo mucho que ocupa la discografía completa de El Fary o las películas de Almodobar. Y siempre será mejor pasar eso a un disco externo que borrar una aplicación que utilizamos.

Lo ideal sería encontrar alguna aplicación que nos mostrara gráficamente el espacio consumido por cada carpeta. Así de un vistazo podremos ver que carpeta tiene un tamaño excesivo e ir a revisar su contenido para ver si realmente lo necesitamos o es borrable.

Esa aplicación no solo existe, ademas es parte de las aplicaciones por defecto del escritorio de Gnome con lo que es posible que la tengas instalada sin saberlo. Y si no la tienes instalada, puedes hacerlo en cuestión de minutos con solo darte un paseito por Synaptyc. Ya sabes, Synaptic es tu amigo. ¿Y cual es el nombre de esta maravillosa aplicación? Baobab.

Al ejecutar la aplicación, primero deberemos elegir si lo que queremos chequear es todo el sistema de archivos o solo nuestra home. Evidentemente si nos decantamos por la primera opción, partes del disco no serán chequeadas por tema de permisos, pero tampoco nos preocupa, seguramente tampoco tendríamos permisos para ir allí a meter la tijera. En cuanto a nuestra home, podemos ver todo con detalle. Y antes de que me eches a los lobos, si, puedes ejecutar Baobab como root para analizarlo todo, pero ojito con donde metes la mano.



Por lo demás, la aplicación es muy simple, mediante un gráfico como el del ejemplo, veremos grandes porciones circulares que se corresponden con carpetas bien llenas de datos, y otras más pequeñas con un consumo más modesto.



A su vez, si vemos una carpeta que ocupa más de lo que debiera, podemos hacer clic sobre su representación para que se analice en concreto el contenido de esta carpeta y así ir investigando paso a paso quien se esta comiendo mi disco.



Y de esta manera tan sencilla, puedes visualizar en que gasta tu almacenamiento y actuar en consecuencia.

2 comentarios:

prekes sodui