lunes, 15 de junio de 2020

VGrive y accede a Google Drive desde tu Linux

En su momento, Google nos prometió que tendríamos una herramienta nativa para acceder a su nube, Drive. Pero las palabras se las lleva el viento y muchos años después, seguimos esperando. 

Si hay algo que caracteriza a los linuxeros, es que estamos acostumbrados a este tipo de menosprecios, y a buscarnos la vida. Y hoy vamos a hablar de una de esas aplicaciones para buscarnos la vida, VGrive. Una aplicación que permite sincronizar una carpeta de nuestro equipo con Google Drive. 

Pero antes de nada, una advertencia. ¿has visto el nombre de este blog? Pues atento, porque hoy vamos a hacer honor a lo de bruto, con una instalación que no es para cobardes. 

En un principio, yo quería instalar OpenDrive, también conocido como ODrive, pero en su repositorio de GitHub me recomiendan desde la misma página de inicio que use VGrive, y yo que soy muy obediente, me voy para allá. 

Bien, VGrive tiene ya un paquete empaquetado para Debian y derivadas, así que me lo he bajado raudo y veloz y le he dado un paseíto por GDebi, pero desafortunadamente, me ha dicho que tengo dependencias irresolubles, concretamente libunity9 así que, tras un ratito de búsqueda, he terminado bajándolo de la casa del enemigo, los repos de Ubuntu 18.04 (LTS) 

Bueno, por fin he logrado instalar VGrive, ¿y ahora qué? 

Pues el manejo de la aplicación no puede ser más sencillo. Solo hay que lanzarla e indicarle que cuenta de correo queremos utilizar. Se nos abrirá una ventana del navegador donde identificarnos ante Google y nos mostrará una clave de aplicación. La copiamos a VGrive y ya solo nos queda indicar en que carpeta dentro de nuestro equipo se va a sincronizar. Y si, puedes elegir cualquier carpeta que desees.


Ya hemos hecho el bruto y hecho el trabajo que debería hacer Google.  

Y tranquilo, que pronto veremos cómo hacer el trabajo de Google, pero sin hacer el bruto.

4 comentarios:

  1. Hola.

    No lo he probado, ya que no uso la nube de Google, pero hablan maravillas de Insync. Eso si, cuesta 30€. Pero si los vale no me parece cara.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo probé hace mucho, cuando tenia una versión gratuita y no recuerdo el motivo, pero no me llegó a convencer.
      Lo que no me parece es tener que pagar para poder acceder a un servicio que es gratuito.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Larga vida a este blog.... Los brutos dominaremos el mundo!

    ResponderEliminar

prekes sodui