lunes, 9 de noviembre de 2020

Maneja los SMS desde el PC.


Los SMS eran algo en extinción igual que los políticos honrados y los dinosaurios, desde que WhatsApp, Telegram y compañía llegaron a nuestros móviles. Pero los bancos los han convertido en su método de autentificación en uso y tienen una segunda vida.

Si estás haciendo alguna compra on-line, ir al móvil a por el código de verificación es un tostón, así que busqué una forma de tener los SMS en el portátil, y he aquí la solución.



La aplicación de mensajes de Google, que es la que se incluye en la inmensa mayoría de los móviles Android tiene un sistema para poder usarla en la web muy similar a WhatsApp Web, vas a una página de Google, escaneas desde la aplicación del móvil un código QR y accedes a tus mensajes en el portátil.

Bien, pues un programador llamado Kyle Rosenberg ha creado una aplicación llamada OrangeDragon que saca esa web de nuestro navegador y la convierte en una aplicación independiente que nos da todas las ventajas de las aplicaciones nativas. Notificaciones, no abrir un dinosaurio como Firefox para un par de SMS...

Manos a la obra. Empezaremos descargando la aplicación desde el GitHub de su creador. Evidentemente, no hay que decir, baja la versión más reciente que encuentres.

Si tienes instalado GDebi, solo tendrás que dar un doble clic en el paquete que te acabas de bajar u dar tu contraseña de superusuario. Si no lo tienes, ya estás tardando en instalarlo.

Y ya tienes una aplicación para tener tus SMS a mano. 

 

Y ahora ya puedes dejar de hacerte el digno e ir a ver lo que es un SMS.


2 comentarios:

  1. Si usas Gnome hay una extensión llamada GSConnect que sirve para eso. Y si usas KDE se llama KDEConnect. Principalmente es la misma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conozco KDEconnect, pero esta centrada en el control total del teléfono, no solo SMS. Imagino que GSConnect será similar.
      Ademas soy un tipo raro, no uso la misma red para pc y móvil y tiro de Mate como escritorio.

      Eliminar

prekes sodui