miércoles, 30 de mayo de 2018

GNU/Linux no domina el escritorio porque es un software de poca calidad

GNU/Linux domina completamente el mundo de las supercomputadoras, está presente a traves de Android en una cantidad ingente de teléfonos inteligentes y tablets, es la opción de muchos fabricantes de coches para dar inteligencia a sus artefactos y pisa con fuerza en el emergente campo del internet de las cosas.

Pero reconozcámoslo. En el escritorio somos irrelevantes. El porcentaje de equipos domésticos, de pequeña y mediana empresa o de la administración que usa GNU/Linux es minúsculo. Y no por culpa del monopolio de Microsoft. Es por su propia falta de calidad.


Seguro que algún lector a estas alturas piensa que me he vuelto loco, que algún fanboy de Apple ha hackeado el blog o que hoy es el día de los inocentes en España. Pero no, lo he dicho conscientemente y me reafirmo, GNU/Linux no tiene calidad para el uso en el escritorio

Para explicar esta afirmación, voy a contarlos una anécdota que me ocurrió hace mucho tiempo cuando trabajaba en una fábrica de piezas de automoción. Vinieron a darnos un curso sobre calidad y comenzaron preguntándonos que entendíamos por calidad. Las respuestas iban por el tema de la fiabilidad, la duración... Pero claro, para un taller un embrague muy fiable supone poco trabajo, no es lo que les gusta. O para alguien que tiene que cambiar un motor en un coche con muchos años, uno que dure una eternidad no le compensa porque el resto del coche no durará tanto.

¿Y entonces que es lo que hay que entender por calidad? Pues algo que años después, estudiando informática no se cansaba de repetirnos la profesora de metodología. Algo es de calidad cuando te da exactamente lo que quieres. Pero no lo que tú quieres como creador, si no lo que quiere quien va a utilizar ese producto, ese servicio o ese programa.

Eso es algo que han entendido perfectamente el Apple o Microsoft. ¿Quieres sentirte un privilegiado? Te vendemos mal hardware con programas mediocres, pero a un precio que te hará sentir superior a los demás. Te ofrecemos colorido, ambientes vistosos actualizaciones. Eso es lo que el usuario medio quiere, y eso le dan.

Sin embargo, en GNU/Linux, los programas satisfacen a sus creadores, son técnicamente una maravilla, Debian es la estabilidad hecha código. ¿Pero dan a quien los usa lo que quiere? NO

Y es que reconozcámoslo. Por muy bueno técnicamente que sea LibreOffice, a la mayoría de los usuarios nos parece horrendo, con menús sacados de los años 90, manejo poco intuitivo. No es lo que espera quien va a usarlo, por lo tanto, para él no es de calidad.

Lo mismo le ocurre a GCompris. Una suite educativa para niños que tiene un monton de minijuegos educativos que favorecen la memoria, enseñan electricidad o manejo del teclado, fomentan la coordinación... Y todo con unos gráficos y unos sonidos tan deplorables que hacen buenos los gráficos del ordenador de la Barbie.

Hay algunas excepciones honrosas, como VLC, que a pesar de tener los menús más espartanos posibles, tiene tal versatilidad que se hace su hueco entre aplicaciones más visuales. Pero estos programas son los menos. 

Y es que GNU/Linux esta desarrollado por fanáticos del ordenador, que hacen un trabajo impecable con el código, pero no tienen para nada en cuenta que quien debe utilizar ese soft premia mucho más la usabilidad, la estética. La facilidad para hacer las cosas por encima de la cantidad de cosas que se pueden realizar.

En Windows instalas y a correr. En Linux tienes que pensar en que escritorio poner, tal vez Gnome, tal vez Plasma, tal vez LXQT... ¿Qué crees que se pasa por la cabeza de un usuario de Mac cuando le planteas elegir un escritorio? Sencillamente para él es un paso innecesario, él quiere encender el equipo y que funcione, y luego ya si acaso personalizarlo. No tener que estudiarse las características, integración con aplicaciones, docks disponibles o consumos de memoria de un escritorio.

GNU/Linux no está pensado para satisfacer a quien lo utiliza si no a quien lo crea. Eso quiere decir que no proporciona la sensación de calidad que requiere la inmensa mayoría de los humanos. Y por eso nunca triunfará en el escritorio.


10 comentarios:

  1. Tienes más razón que un santo. Menuda decepción cuando supe en su día que con «Comunidad» se referían a los programadores, no a todos.

    Para compensar, hace que usar (elegir) sea más divertido. El simple hecho de probar, configurar, adaptar... es bastante entretenido. Pero eso es poco profesional y tampoco da sensación de calidad por su propia inconsistencia.

    En cuanto a lo que comentas de LibreOffice estoy de acuerdo salvo en que yo creo que se usaría más (y se la respetaría más) si abandonaran la idea de ser un MSOffice barato. Si se centraran más en optimizar sus funciones daría igual que su aspecto fuera de los 90. Me remito a tu comentario sobre VLC en cuanto a la calidad de la aplicación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Probar, configurar, adaptar... noes gusta a unos cuantos frikis, el usuario comun lo que quiere es encender el ordenador y usarlo, sin mas.
      En cuanto a LibreOffice, sigo pensando que si le dieran un aspecto menos arcaico ganaria muchos adeptos. Y ya luego se podria mirar que es lo que realmente quiere o necesita el publico general

      Eliminar
  2. Esto es algo que algunos tratamos de hacer entender a la comunidad... Ojalá que este artículo se lea y se entienda.

    ResponderEliminar
  3. Qué gran verdad.
    Pero, ¿Linux dejaría de ser tan potente y estable de extenderse su uso? Yo no quisiera comprobarlo; prefiero que todo siga como hasta ahora.

    ResponderEliminar
  4. Tranquilos en GNU/Linux: Mocosoft ya está abrazándolo, pronto se extenderá y finalmente, sabemos el resto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Windows ha muerto, el negocio ahora está en "alquilar" Office, Sharepoint, Access...
      Así que Windows se va a convertir en un entorno mas de escritorio de Linux para que nos puedan alquilar sus productos.

      Eliminar
    2. No creo que Windows esté muerto, a sabiendas que Microsoft compra Github; para qué entonces (pregunta retórica). Se llama Abraza, extiende y extingue.
      Es al contrario, a largo plazo es GNU/Linux quien será parte del escritorio Win$

      Eliminar
    3. Yo no creo eso.
      El soft libre es negocio y Microsoft trata de coger su parte, por eso compra GitHub.
      Por otra parte, Windows casi no lo compra nadie, es caro de desarrollar y mantener y tiene una merecida mala fama. Es mejor convertirlo en una distribucion de Linux, que la mayor parte del trabajo lo haga la comunidad y desde el seguir vendiendonos productos que si son rentables como Sharepoint, Office 365, Onedrive...

      Eliminar
  5. Completamente de acuerdo. Pero, tal vez porque me haya convertido en un friki, no se si quiero tener un S.O. como Windows para pelearme con la instalación de las actualizaciones (cada vez que hay una de las 'grandes' es una pesadilla), no se si quiero una 'tienda' como la de Windows y no se si quiero tener un S.O. que me come recursos vorazmente (tengo un 2 en 1 con Windows en el que éste me come todo el procesador).
    Vaya, que no, no quiero todo eso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una postura muy razonable, pero minoritaria. La gente quiere instalar y no elegir ni el fondo de pantalla.

      Eliminar

prekes sodui