martes, 15 de abril de 2014

Cambiate de XP a Debian paso a paso y sin perder tu querido Windows

El pasado día 8, Windows XP paso oficialmente a la historia. Pero muchas personas continúan usándolo en su día a día por mil razones que no voy a entrar a juzgar.

Lo que si quiero hacer, es una pequeña guía para aquellos que se decidan a pasarse a Linux, concretamente a Debian, con la que puedan instalarlo en su equipo, sin prescindir de Windows hasta que no estén familiarizados con el nuevo entorno.

Es una guía larga, porque he procurado acompañarla con imágenes y explicaciones de todo lo que hay que hacer, pero el objetivo es que sea lo más fácil posible seguirla. El único requisito imprescindible, no tener miedos infundados.

El primer paso, como siempre que vamos ha hacer algo importante con el ordenador.... ¡copia de seguridad! Asegúrate al menos tres veces de que todos tus datos están resguardados en alguna parte. Si algo falla, ademas de blasfemar en todos los idiomas conocidos, ayuda bastante tener los datos guardados en algún sitio.

Segundo paso. Necesitamos espacio libre en tu disco duro. Al menos 10 ó 20 Gigas. Haz limpieza, desinstala lo que no necesites, borra cosas antiguas que ya no te sean útiles...

Tercer paso. Vamos a descargar Debian, concretamente una LiveCD de Debian. Si tu equipo tiene una arquitectura de 64 bits, hazlo desde aquí. En caso contrario o si lo desconoces, hazlo desde aquí. Para este tutorial yo voy a utilizar la .iso "debian-live-7.4-i386-gnome-desktop.iso" pero si cuando me leas hay una versión más moderna, puedes usarla sin problemas.


Cuarto paso. Tenemos que tostar la iso recién obtenida en un DVD con nuestro programa favorito.

Quinto paso. Hacemos clic con el botón derecho de nuestro ratón en la unidad C: de nuestro PC, comprobamos que tenemos disco libre , recuerda, al menos 10 Gigas y nos vamos a la pestaña de "Herramientas"


Sexto paso. Hay que desfragmentar el disco. Esto lleva mucho tiempo, pero es absolutamente imprescindible para no "matar" a Windows cuando abramos espacio en el disco duro para nuestro Debian recien descargado. 

Paciencia, son cosas de Windows.


Buenos, pues comienza la fiesta. Después de desfragmentar el disco y de hacer copia de seguridad por si algo falla, arrancamos con el DVD que hemos grabado. Según cada equipo habrá que hacer algo en la BIOS para que arranque desde el DVD en lugar del disco fijo. Generalmente, pulsando F2 ó F12 se entra en la configuración de la BIOS y alli en la seccion "Boot" elegimos desde donde queremos que arranque.


Hecho esto, arrancaremos desde nuestro DVD y veremos esto


Seleccionamos el modo Live y arrancamos. Nos aparecerán muchos mensajes crípticos como los que muestro a continuación, pero no debemos preocuparnos por nada.


Tras unos instantes, estaremos ya ante un Debian completamente operativo, pero que no esta instalado en nuestro ordenador. Se esta ejecutando completamente desde el DVD, de manera que cuando apaguemos la máquina, desaparecerá sin dejar rastro. Es una ocasión perfecta para probar Debian, ver si todo funciona y comprobar que "no muerde" ni es necesario ser un "Bilgates" para manejarlo.


Ahora vamos con la dificilísima tarea de instalar un programa. Concrétamente, vamos a instalar Gparted, que es algo así como el Partition Magic de Windows. Un programa que se encarga de particionar y formatear nuestro disco duro con toda facilidad.

Abrimos el menú "Applications", bajamos a la seccion "System Tools" , allí a "Administration" y ejecutamos el programa Synaptic, que es algo así como el "Play Store" de Android o el "App Store" de los Iphones/Ipad


Vamos a realizar acciones administrativas en el equipo, por lo que se nos lanza una advertencia. Vamos a ignorarla completamente y seguir a lo nuestro


En "Quick filter" ponemos el nombre del programa que queremos instalar, e inmediatamente nos aparecerán las opciones disponibles en la lista que hay debajo.


Pulsamos en gparted con el botón derecho del ratón y pinchamos en "Mark for instalation"


El programa queda marcado para instalarse, pero aún no se instala. Todavía estamos a tiempo de arrepentirnos de instalar el programa. Pero como somos unos valientes, pinchamos en donde pone Apply.


Se nos pide confirmar las operaciones de instalación o desistalación que hubiéramos programado


Y Synaptic se encargara ahora de descargar el programa e instalarlo para nosotros.


Ademas, como es un chico educado, cuando acabe nos lo advertirá. Solamente tenemos que cerrar ese aviso y salir de Synaptic. Gparted ya está instalado


Y como está instalado, lo vamos a utilizar. Podemos buscarlo en los menús o lanzarlo "de manera rápida". Para ello pulsamos a la vez ALT y F2 y escribimos gksu gparted. Esto quiere decir que vamos a ejecutar como administrador del sistema (gksu) el programa gparted. Escríbelo en minusculas.


Y ya tenemos a Gpated en acción, mostrándonos nuestro disco duro y sus particiones.


Pulsamos en ella con el botón derecho del ratón y seleccionamos "Resize / Move" para que podamos hacer espacio para el nuevo Linux que queremos instalar.


Movemos la flecha de la derecha para liberar espacio haciendo decrecer la partición que ya existe. No dejes esa partición demasiado pequeña, o Windows no tendrá espacio para trabajar. Déjale al menos 2 ó 3 gigas libres. Cuando estés conforme con como queda todo, pulsa el botón "Resize/Move"


Estamos ante una operación importante, porque afecta a nuestro disco con nuestros queridos datos, de los que espero que hayas hecho backup. Todavía estamos a tiempo de arrepentirnos. Ten también por cuenta que esta operación lleva su tiempo y si se interrumpe por cualquier motivo, casi seguro que perderemos nuestros datos.

Cuando reúnas el valor necesario, pulsa en el botón que te muestro encuadrado en rojo


Se nos pide confirmar la operación.


Gparted se pondrá a trabajar hasta que nos indique que todo se ha realizado correctamente. Ya dije que esto tardará un rato.


Una vez hecho, cerramos Gparted y vamos a reiniciar la máquina, desde el menú que hay a la derecha, pulsando en "Shut Down"


Seleccionamos reiniciar la computadora...


Y cuando se nos pida, extraemos el DVD y pulsamos INTRO. 


Ahora Windows deberia arrancar como si nada hubiera ocurrido, aunque a veces se queja de que no se cerro correctamente y debemos seleccionar "Arrancar normalmente"

Tras comprobar que todo esta bien en Windows, volvemos a reiniciar el PC, de nuevo con el DVD de Debian en el lector. Esta vez sí, vamos a instalarlo. Seleccionamos Graphicall Install y pulsamos INTRO.


Buenos, se acabo de inglés. Vamos a seleccionar el idioma, que por supuesto, es español. 


Después seleccionamos nuestro país, para que se puedan configurar automáticamente la zona horaria, moneda, formato de fecha...


Seleccionamos el idioma del teclado que vamos a utilizar.


Y el instalador comienza a trabajar.


Llega el momento de "bautizar" a nuestra máquina. Se trata sencillamente de ponerle un nombre al PC, el que te guste, pero sin poner espacios.


Lo siguiente que se nos solicita es el dominio en que esta integrado nuestro ordenador. Esto solo se usa en empresas e instituciones con un cierto nivel. En nuestra casa es casi seguro que no estaremos integrados en ningún dominio, así que sencillamente lo dejamos en blanco.


El administrador del sistema, en Linux, se llama root, y es quien se encarga de configuraciones, instalaciones y demás parte técnica. Es imprescindible que le demos una contraseña y que sea segura. Hay que pensar que con esa contraseña, se puede hacer cualquier cosa, absolutamente cualquiera en nuestro PC. Pero cuidado, apuntala bien, porque sin ella no podremos instalar nada.


Normalmente, el usuario root (el administrador) solo se utiliza para hacer operaciones de instalación, configuración y demás. No es seguro utilizarlo para cualquier cosa. Por ello se nos obliga a crear al menos un usuario "normal", que será el que utilizaremos habitualmente. Aquí se nos pide que le digamos como se llama ese usuario.


Tenemos que darle un nombre de usuario a esta persona. Debian nos sugiere uno, aunque podemos cambiarlo si queremos.


Y lo siguiente, es indicar la contraseña para el usuario que acabamos de crear.


Indico la zona horaria (solo en países en los que sea necesario por tener varias zonas horarias)


Y llega el momento de que le digamos a Debian donde debe instalarse. Como antes ya le habíamos preparado un sitio donde hacerlo, vamos a seleccionar el particionado "Guiado" utilizando el espacio que antes habíamos dejado libre.


Como es nuestra primera instalación, vamos a poner a parte los datos. De esta manera si metemos la pata y nos cargamos algo o si queremos probar otro Linux, podemos reinstalar sin preocuparnos de los datos que tuviéramos.


Debian nos indica como va a quedar todo. Para el usuario novel es como si hablara en chino. Pero confía en el, que sabe lo que hace.


Como siempre que se va a realizar alguna operación que pueda comprometer los datos o el sistema, nos pide confirmación.


Y de nuevo, Debian se pone a trabajar.


Si tenemos conexión a Internet, podemos aprovechar para que Debian busque en sus servidores las versiones más actualizadas de los programas, marcando si en utilizar las replicas de red. Si nuestra conexión a Internet es lenta, podemos decir "no" y actualizar más tarde los programas. 


Si le hemos dicho que si queremos descargar los programas actualizados, debemos elegir un servidor. Primero se nos pregunta por el país.


Y luego se nos pide que elijamos un servidor de los que hay en ese país.


Si utilizas algún tipo de proxy, debes dar la información pertinente. Normalmente, no navegamos mediante proxys, así que lo dejamos en blanco y continuamos.


Ahora Debian descarga e instala los programas básicos del sistema.


Una vez instalado todo, se nos pregunta si queremos instalar GRUB. Esto es un menú que permitirá que al arrancar el ordenador elijamos si queremos hacerlo con Windows o con Linux. Obviamente debemos decir que si.


¡Listo! Ya podemos reiniciar nuestro PC, sin el DVD de instalación


Al arrancar, se nos mostrará un menú que nos permite arrancar con Debian o con Windows, según lo que nos apetezca hacer. Si pasado un tiempo no hacemos nada, automáticamente se iniciará Debian. Pero con solo darle al cursor hacia abajo, seleccionamos Windows, pulsamos INTRO y volvemos a lo conocido.


Si por el contrario entramos en Debian, se nos permite seleccionar que usuario vamos a utilizar. De momento solo hay creado uno, así que la decisión es fácil de tomar.


Y evidentemente, tenemos que poner la contraseña.


Si ademas queremos ir a los datos que tenemos en Windows, abrimos el menú "Lugares"  y veremos un "Sistema de archivos de XX Gb" Es la partición donde esta Windows. 


Si pulsamos sobre ella, se nos pide la contraseña del administrador (root) para activarla y que podamos ver su contenido.


Con lo que tenemos acceso a los datos que teníamos en Windows, sin complicación alguna.


Bienvenido a Debian



12 comentarios:

  1. Buen trabajo para que no asuste a quien se inicie en Debian. Quizás eche en falta solución para el problema que puede surgirle a la gente y que asusta. Debian no reconoce mi tarjeta Wifi en un Dell. Es por ello que instalé Mint LDME (Linux basada en Debian) que sí la reconoce al instante. ¿Podrías mostrarnos la solución a este problema pues desde una actualización de paquetes de LDME tengo errores y quizás cambie a Debian.
    Gracias por tu trabajo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tienes debian, ve con la terminal a la ubicación /etc/NetworkManager/
      y edita el archivo NetworkManager.conf, en la opción donde dice false, le pones true y luego reinicias tu debian.

      Eliminar
    2. Hola Carlos.

      Yo para saber que firmware era el correcto de mi tarjeta wireless, descargué el primer CD de Debian estable (con la de pruebas e inestable no me ha funcionado) y al instalarlo me informaba de cual era dicho firmware, en mi caso, rtlwifi/rtl8192cfw.bin.
      Después me descargué la de pruebas (testing) y la instalé conectado a internet mediante cable de red (ethernet). Y una vez instalado el S.O. mediante Synaptic instalé los drivers correspondientes a mi tarjeta wireless (firmware-realtek). Lo que sí me pasa es que se me desconecta el wifi bastante seguido. He probado con NetworkManager y con Wicd (otro gestor de redes), y me pasa con ambos.
      Aún así estoy encantado con Debian.

      Saludos y espero haberte ayudado.

      Eliminar
    3. Si teneis hardware conflictivo por los controladores propietarios, bajad el live-dvd que incluye el soft non-free en lugar del "oficial" que indico en el articulo
      http://live.debian.net/cdimage/release/7.4+nonfree/

      Eliminar
    4. Gracias a todos, seguro que entre todas las cosas lo solucionaré

      Eliminar
    5. Seguro que lo resolveras, y ademas aprenderas y te divertiras por el camino.

      Eliminar
  2. Que tal Carlos:

    Bastante bueno tu artículo, sólo tengo un par de dudas: 1. ¿Qué hacer si ya no deseas tener instalado Debian y quieres recuperar el espacio para XP? y 2. Por el contrario, si te decides por Debian que hacer para eliminar Windows y dejar solo la distro?
    Slds

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cualquiera de los dos casos, vas al paso en el que con un liveCD redimensionas la particion que quieres dejar (sea Windows o Debian) y a haces crecer hasta ocupar el espacio de la otra (que eliminas previamente)

      Eliminar
  3. Otra opción que no requiere grabar ningún CD ni usar un USB arrancable es el instalador que podemos encontrar en:
    http://goodbye-microsoft.com/
    Es un programa de sólo 1,3 MB que permite ejecutar el instalador de Debian sobre Windows. Yo lo usé sin problemas para instalar Debian en un portátil que (aún no sé por qué) daba error al ejecutarse en un liveCD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es otra buena opción, si señor.

      Ya la había tratado por aquí
      http://unbrutocondebian.blogspot.com.es/2011/09/adios-windows-con-goodbye-microsoft.html

      Eliminar
  4. Hola, estoy instalando debían 8 y me pidió el mismo firmware (rtl8192cfw.bin) lo descargue y lo puse en otro pendrive, en otro puerto usb, vuelvo a ejecutar la instalación pero sigue pidiéndolo.... que estoy haciendo mal????... hay que descomprimir??? ayuda por favor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no me complicados y me bajaría una ISO de Debían non-feee.
      También puedes mirar eso a ver si te ayuda
      https://www.atareao.es/ubuntu/como-instalar-los-drivers-del-wifi-sin-conexion-a-internet/

      Eliminar

prekes sodui