jueves, 26 de julio de 2012

Ripeando un CD

No sabes lo difícil que es hacerte con unas canciones de cuna hasta que no lo intentas, así que cuando logre un CD con “nanas tradicionales”, corrí a ripearlo para poder llevarlas en mi mp3 y dejar el CD permanentemente en el equipo de música.

El primer paso, por supuesto, es conseguir un buen programa que extraiga la música del CD y sea fácil de usar. Tras googlear un poco, me decidí por Asunder, un programa disponible en los repositorios de mi Debian y del que decían que era fácil de usar.


Como ya digo, esta en los repositorios oficiales, con lo que se instala desde Synaptic con un par de clics, sin dar ninguna complicación.

Al abrirlo tenemos una pantalla con muy pocas opciones, apenas un botón para refrescar la información, uno para configurar, el “acerca de” y la lista de canciones del CD junto con su titulo y autor. O al menos, eso es lo que debería haber, porque en mi caso, no aparecía ni una sola canción.

Entré en las preferencias, para buscar un porqué a esta falta de canciones y todo parecía estar bien. Una carpeta de destino para los ripeos, el cd en /dev/cdrom, no crear ficheros m3u y no expulsar al acabar. ¿Que pasa aquí?

Pues el propio programa me dio la solución. De pronto pensé que  tal vez en lugar de /dev/cdrom pudiera ser /media/cdrom. Era un error, pero al poner el cursor sobre la casilla, un aviso me indica que las unidades habituales son /dev/cdrom, /dev/sr0... Y cambie /dev/cdrom por /dev/sr0. Listo, ya tengo mis canciones en la pantalla principal. Solo hay que marcarlas y extraerlas.


Pero no tan deprisa. Volviendo al menú de preferencias, podrás acceder a una pestaña donde definir como te va a crear los nombres de canciones y carpetas (primero el número de pista y luego el autor, primero el autor y luego el título, solo el titulo.....) También tenemos que elegir el formato de salida, y el ripeo nos dará todos los que seleccionemos de una sola pasada, así que podremos tener a la vez en wav, mp3 acc etcétera.


Y ahora sí, es momento de pulsar en el botón de extraer de la pantalla principal y las canciones que hubiéramos seleccionado, por defecto, todas, se convertirán y grabaran en la carpeta que hayamos definido, con el formato de nombre que hubiéramos elegido y en todos los formatos de sonido que hayamos pedido, de una sola pasada y en muy poco tiempo.

Listo, ya le puedo poner nanas a mi niña en cualquier lugar.

4 comentarios:

  1. Me ha encantado el blog. Yo llegué a Debian después de multiples intentos de pasarme a Ubuntu durante años, ahora he abandonado la versionitis y estoy la mar de contento con un sistema estable y con el que se puede aprender mucho. Gracias por toda la ayuda que le das a los que también somos brutos como tú.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues gracias por los halagos. La idea es que entre brutos nos hagamos la vida mas fácil.

      Eliminar
  2. El mejor programa, con la mejor interfaz, sencilla, limpia, intuitiva y que además te admite diversos formatos de audio es Sound Juicer

    Antaño venía de serie instalado en muchas distros, me extraña que no lo hayas mencionado. Yo lo uso hace siglos y es perfecto ;)

    # apt-get install sound-juicer

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sound-juicer tiene un bug que le hace no funcionar bien con algunos discos... y si, con mi disco de nanas afectaba el bug, así que tuve que buscar alternativas.

      Eliminar

prekes sodui